Granada sin drogas proyecto hombre granada tratamiento adicciones

Broche de oro de la carpa de ‘Granada sin Drogas’

Hace unos días la carpa informativa del programa ‘Granada sin Drogas’ echó el cierre tras varias semanas de actividad. Cuatro han sido las localizaciones escogidas para transmitir a la juventud granadina toda la información disponible respecto a las sustancias adictivas que cada día son más accesibles para todos. Desde aquel viernes 24 de abril Alejandro y Jennifer, monitores formados por Proyecto Hombre Granada para este programa, han atendido cada fin de semana a cientos de personas. Ahora nos contarán su experiencia.

Antes de nada, recordar que el programa ‘Granada sin drogas’ pertenece al Plan Municipal de Drogodependencias del Ayuntamiento de Granada. El pasado 26 de junio, tras dos meses intensos de actividad, finalizó la edición de este año 2015. Atrás quedaron aquellas noches en puntos estratégicos de nuestra ciudad como son Puerta Real, Plaza de Toros, Plaza Einstein y la explanada del ‘Botellódromo’. Ahora Jennifer Jiménez el primer lugar y Alejandro a continuación nos transmitirán su experiencia al frente de la carpa.

“Durante dos meses, fin de semana tras fin de semana se ha instalado en diversas plazas de nuestra ciudad la carpa Granada sin drogas con el objetivo de concienciar a los más jóvenes sobre los peligros que entraña el consumo de drogas.

Nuestra intención en todo momento ha sido ofrecer información veraz, desmontar numerosos mitos que existen así como sensibilizar sobre este tema tan preocupante. Todo ello se ha transmitido de manera lúdica y entretenida para que nuestros participantes, a través de diversos juegos sean conscientes de los peligros que conlleva el consumo de sustancias adictivas.

Jóvenes de todas las edades colaboraron con la carpa.

Jóvenes de todas las edades colaboraron con la carpa.

Hemos podido observar como en nuestra sociedad, y más concretamente en nuestra ciudad son numerosos los jóvenes que con tan solo 13 años acuden semanalmente a la zona habilitada para beber, conocida como botellódromo. Es escalofriante ver como la mayoría de ellos ven las drogas como una alternativa de ocio, asociado a la diversión, a los amigos y como condición necesaria para ser aceptado en el grupo.

“Porque es divertido”, “porque mis amigos lo hacen” o “porque no tenemos nada mejor que hacer” son algunas de las frases que hemos podido oír habitualmente durante todo este tiempo.

Hemos sido conscientes, en este corto periodo de tiempo, del desconocimiento que existe asociado a este tema. Tanto los jóvenes como las familias ignoran los riesgos y consecuencias que acarrea el consumo de sustancias, creen en los numerosos mitos que hoy día estamos acostumbrados a escuchar y no son conscientes de los peligros que esto conlleva tanto a corto como a largo plazo.

El 'Pasapalabra' fue una de las actividades más demandadas.

El ‘Pasapalabra’ fue una de las actividades más demandadas.

Drogas como el alcohol y el tabaco están bien vistas en nuestra sociedad, se encuentran unidas a celebraciones y festividades, están aceptadas socialmente como algo natural lo que conlleva que esto dificulte el no consumo. 

Ha sido una experiencia muy gratificante y enriquecedora para nosotros. Hemos conocido a cientos de jóvenes cada fin de semana, llenos de sueños, inquietudes, motivaciones y miedos.

Miles de emociones vividas en este tiempo, jóvenes que nos han confiado sus problemas y buscaban en nosotros consejos y ayuda. Familiares desesperados por no saber cómo ayudar a sus hijos, hermanos… testimonios de personas que han superado el problema de la drogas… personas que despreciaban nuestro trabajo así como otras muchas que nos daban la enhorabuena…

Momentos divertidos, risas, miedos, tristeza… entre otras han sido las emociones que hemos experimentado durante este tiempo. No hay  nada mejor que trabajar a pie de calle con cada una de las personas y poder ofrecer un trato personal y directo.

No me puede despedir sin antes agradecer a cada uno de los participantes que ha confiado en nosotros y ha participado en nuestras actividades. Sin vosotros/as todo esto no hubiese sido posible, muchas gracias. En definitiva, es necesario continuar con esta labor preventiva. La sociedad debe implicarse para concienciar de los peligros que existen y los riesgos que esto conlleva. Es necesario evitar un posible consumo o al menos retrasar la edad de inicio del mismo. Nosotros hemos puesto nuestro granito de arena y seguro que entre todos podremos conseguirlo. ¿Te animas?”

A continuación Alejandro Sánchez también comparte con nosotros sus impresiones:

“Ya ha finalizado el periplo conocido como Carpa Granada Sin Drogas. Una experiencia enriquecedora en todos los aspectos imaginables. Desde el primer hasta el último día, tanto los participantes más jóvenes como los más mayores, han aportado su granito de arena en un campo tan importante como es la prevención del consumo de sustancias.

Originales carteles que a diario se fueron acumulando. Gente con arte.

Originales carteles que a diario se fueron acumulando. Gente con arte.

A lo largo de dos meses hemos encontrado cientos de opiniones y puntos de vista que difieren unos de otros sobre las alternativas de ocio asociadas al consumo de sustancias. Buena parte de ellos relacionan la diversión gracias a drogas como el alcohol. Hemos escuchado numerosos comentarios de autocontrol a la hora de consumir los cuales poco se ajustan a los patrones de consumo que mencionaban varios participantes y es, además, importante mencionar el desconocimiento general sobre los efectos que el alcohol produce en el organismo y la poca (o ninguna) importancia que se les da.

Pero aún así, debemos agradecer en todo momento el respeto e importancia que todos los participantes nos han brindado, siendo el interés en las actividades propuestas más que sobresaliente. Exceptuando algunos comentarios aislados con contenido ciertamente jocoso, la verdad sea dicha, es verdaderamente enriquecedor aprender de todos los participantes y poder aportar algo de luz a la prevención de drogas”.